NOTICIAS TUVSUD

GREENALIA VERIFICA CON TÜV SÜD SU MEMORIA DE SOSTENIBILIDAD, UN PASO MÁS EN SU POLÍTICA DE TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO

  • Las evaluaciones independientes en soluciones ambientales, sociales y de gobernanza son una herramienta fundamental para ratificar las políticas de sostenibilidad y buen gobierno empresarial

Por primera vez y con el objetivo de ofrecer una mayor transparencia de la actividad de la compañía, Greenalia ha sometido su Memoria de Sostenibilidad 2020 a un proceso de verificación independiente que ha sido llevado a cabo por TÜV SÜD. El proyecto de validación y certificación se ha realizado en base a los estándares internacionales de elaboración de informes de sostenibilidad, Global Reporting Initiative (GRI standards), -la institución de referencia a nivel internacional en lo que se refiere a la elaboración de memorias de sostenibilidad ambiental y/o documentos en los que las organizaciones informan sobre los aspectos económicos, medioambientales y sociales de sus actividades, productos y servicios-.​​

Superado el proceso, TÜV SÜD, empresa líder en la búsqueda de soluciones en sostenibilidad y buen gobierno empresarial, ha ratificado que la memoria de sostenibilidad presentada por Greenalia es conforme con los principios y directrices especificados por GRI, y la información facilitada es veraz. Asimismo, esta verificación mejora la calidad, utilidad y credibilidad de los datos y de los procesos de gestión.

En palabras de Beatriz Mato, CSO de Greenalia, “nuestra fuerza en sostenibilidad radica en que es un compromiso asumido por todos los niveles de la compañía, empezando por su principal impulsor, nuestro CEO, Manuel García. Esta verificación de la memoria, junto con nuestro Plan ESG y la entrada de la dirección de Sostenibilidad en el Consejo de Administración es un plus de responsabilidad, para todas las personas de la empresa, que debemos de seguir trabajando día a día para seguir creando valor de una manera sostenible y respetuosa.

Para Diana Abengózar, consultora y auditora de la UN de Sostenibilidad y Buen Gobierno de TÜV SÜD, “nuestro objetivo es acompañar a las compañías en el desarrollo de sus compromisos adquiridos en la Agenda 2030 y en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. Para ello, la compañía ofrece soluciones y servicios orientados a facilitar el correcto cumplimiento de los objetivos de las empresas en materia de sostenibilidad medioambiental y social, así como en los principios de buen gobierno. “Porque solo aquellas compañías que apuesten por modelos basados en estrategias de buen gobierno y sostenibilidad serán realmente competitivas a medio y largo plazo”, ha añadido Diana Abengózar.

Con esta evaluación, Greenalia da un paso más en su política de transparencia, a través de la cual, la productora de renovables se relaciona con el entorno y proyecta su contribución al territorio. La del 2020 fue la segunda Memoria de Sostenibilidad de la organización y la primera verificada, permitiéndole de ese modo completar la información financiera publicada, explicando su origen y la forma en la que alcanza esas cifras.

Esta actuación se enmarca dentro del compromiso en ESG (Siglas en inglés del conjunto de factores Ambientales, Sociales y de Gobernanza que integran la Sostenibilidad), que Greenalia ha ido incrementando a lo largo de estos años. Todo ello con el objetivo de que sostenibilidad y RSE estén presentes de modo transversal en todos los proyectos desarrollados por la compañía y de continuar el camino emprendido en años anteriores con la aprobación del Plan Estratégico de Sostenibilidad.

Así, durante el pasado año, desde la productora de renovables se ha incidido de un modo especial en el impulso de programas de apoyo Social en aquellos territorios en los que está desarrollando proyectos empresariales. De este modo, teniendo en cuenta las dificultades generadas por la COVID-19, se ejecutaron iniciativas sociales para apoyar a las familias en la vuelta al cole 2020/21 en cinco ayuntamientos gallegos (4 en la Costa da Morte y uno en Lugo). Para ello, se firmaron acuerdos con las administraciones locales, a través de los que se establecieron ayudas económicas para la compra de material escolar que beneficiaron a medio millar de familias con menores. Unas iniciativas que han servido de preámbulo de lo que será la Fundación Greenalia para la Transición Energética, entidad a través de la que se desarrollarán proyectos sociales, de inclusión e igualdad en aquellos entornos en los que la empresa está implantada.

Además, en la vertiente ambiental (ASG), continúan calculando su huella de carbono para volver a ser una empresa Carbon Neutral, adheriéndose a FSC Internacional, y mantiene la certificación de Madera Justa para mantener su refuerzo del compromiso medioambiental.