Noticia

GREENALIA CONSOLIDA LA RESILIENCIA DE SU MODELO DE NEGOCIO CON UN INCREMENTO DE UN 38% DEL EBITDA

  • Los resultados reflejan un EBITDA de 3,48 millones, un 4% superior a las previsiones marcadas en el plan de negocio de la compañía
  • La puesta en marcha del parque eólico de Miñón y de la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro, principales hitos en este periodo
  • Greenalia presenta las principales conclusiones de su memoria de sostenibilidad, certificando su neutralidad en carbono

 

Greenalia ha cerrado el ejercicio 2019 con un incremento de un 38% de su EBITDA respecto al año anterior. La empresa generadora de energía renovable ha alcanzado un EBITDA de 3,48 millones de euros, mejorando el plan de negocio de la compañía en un 4%. También ha sido positiva la evolución de los ingresos, que ha supuesto una subida de un 13% con respecto al 2018.

En su intervención durante la presentación de resultados, celebrada esta mañana, el CEO de la compañía, Manuel García, destacó como factor diferencial la resiliencia del modelo de negocio de Greenalia basado en la economía verde, la integración vertical y los ingresos recurrentes. Esto ha permitido acometer “proyectos a largo plazo sostenibles y rentables, siempre con el compromiso inequívoco con el medio ambiente y la sostenibilidad”, ha señalado.

En este sentido, la puesta en marcha del I Plan de Sostenibilidad de Greenalia 2019-2023 ha marcado la hoja de ruta de la compañía. Sus primeros resultados han podido ser evaluados ya en la primera memoria de la empresa, cuyas primeras conclusiones han sido avanzadas hoy y reflejan que Greenalia ha alcanzado la neutralidad en carbono, “un hito del que estamos muy satisfechos, pero que nos exige ir más allá en ese compromiso que tenemos con el planeta y nuestro entorno más cercano”.

Enmarcado en ese convencimiento de devolver al territorio parte de lo obtenido a través de sus recursos, y tal y como se anunció a principios de año, en este ejercicio se pondrá en marcha la Fundación Greenalia para la transición energética. “En un momento tan complejo como el que vivimos, con los efectos de la crisis del COVID-19, es más importante, si cabe, incrementar ese compromiso ambiental y social”, señaló Manuel García.

En este punto, reconoció expresamente el esfuerzo de todo su equipo y de todos los proveedores de la compañía, ya que gracias a ellos y a la apuesta de la empresa por la digitalización de sus procesos es posible mantener la actividad en estas semanas de gran complejidad.

En el balance de proyectos de la compañía, el CEO de Greenalia subrayó la importancia de la puesta en marcha del parque eólico de Miñón (el primero de la compañía, en funcionamiento desde diciembre) y la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro, de las de mayores de España. Gracias a estos proyectos, se han generado importantes beneficios ambientales y económicos, entre los que destaca el impacto económico directo de más de 50 millones de euros en más de 200 empresas de Galicia contratadas para la construcción de estos proyectos, que generaron 1.600 empleos.

 

Alto grado de cumplimiento del plan

Los resultados alcanzados en 2019 reflejan que el grado de cumplimiento del plan de negocio ha estado en línea con las estimaciones, tal y como explicó Antonio Fernández-Montells, director financiero de Greenalia, que desgranó los distintos proyectos que han permitido obtener estas cifras y avanzó los principales objetivos para el 2020.

En este sentido, subrayó la puesta en marcha de la planta de biomasa Curtis-Teixeiro, un ambicioso proyecto en el que se han invertido 135 millones y que generará unas ventas anuales de 37 millones en 2021 y un EBITDA anual de 17 millones (20 en todo el grupo considerando la integración vertical del suministro). En lo que se refiere a eólica, el inicio de la actividad del parque de Miñón permitirá generar unas ventas anuales de más de 3 millones y un EBITDA de más de 2,2 millones al año.

Durante la presentación de resultados, Antonio Fernández-Montells, CFO de Greenalia, valoró positivamente el rendimiento de la acción de Greenalia que, desde su salida a bolsa el 1 de diciembre de 2017, se ha revalorizado un 368%, y un 30% durante el ejercicio 2019, “lo que muestra el valor reconocido por los accionistas en los proyectos de Greenalia”.

 

Objetivos 2020

Con respecto a los objetivos del grupo para este año, Greenalia prevé consolidar su porfolio, que ya cuenta con 2 GW con acceso a red concedidos. “Contamos con un porfolio de proyectos de gran recurso, diversificado en tres tecnologías y con distintos estados de madurez, permitiendo una implantación e inversión progresiva a lo largo del plan de negocio”, subrayó Fernández-Montells.

Así mismo, detalló que, a lo largo de 2020, dentro del proyecto Eolo I, se pondrán en marcha los parques eólicos de Ourol (Lugo) y Alto da Croa I, Alto da Croa II y Monte Tourado (A Coruña). Para el primero de ellos (Ourol), se prevé su entrada en funcionamiento antes del verano y los otros tres antes de finalizar el año.