CABECERA NOTICIAS GREENALIA Memoria

GREENALIA CONSIGUE LA NEUTRALIDAD EN CARBONO EN EL PRIMER AÑO DE LA PUESTA EN MARCHA DE SU PLAN DE SOSTENIBILIDAD

Greenalia fortalece su compromiso público con la sostenibilidad con la publicación de su primera Memoria de Sostenibilidad, un documento que marca una nueva etapa y que sirve de balance del primer año de entrada en vigor del Plan de Sostenibilidad 2019-2023, que marca nuevos objetivos anuales y que se ha convertido en una hoja de ruta para la compañía.

El plan de sostenibilidad Greenalia se divide en tres áreas principales: Nuestro Negocio, Nuestro Planeta y Nuestra Comunidad, que a su vez contienen 9 áreas de trabajo que reflejan los temas de mayor impacto potencial, los llamados temas materiales. Estos han sido definidos con los grupos de interés a través de una serie de consultas, teniendo en cuenta las directrices de Global Reporting Initiative.

Bajo el título Change is in the Air, la memoria donde se hace balance del comportamiento de la actividad de la compañía en materia de sostenibilidad, durante el año 2019 desde la entrada en vigor del plan, recoge información sobre el impulso a la transición energética, los principios éticos y de transparencia, el cuidado del equipo de personas, la protección de la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático, la economía circular, el impacto local, la responsabilidad social y la conservación del patrimonio cultural.

Hitos de 2019

La neutralidad de carbono alcanzada por Greenalia es uno de los retos alcanzados por la compañía en 2019, que cumple así en el primer año de su Plan con el objetivo de compensación de emisiones. Además, con la entrada en funcionamiento de la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro y de los parques eólicos de Miñón y Ourol, Greenalia evitará la emisión a la atmósfera de 190.000tCO2 al año, una cantidad equivalente a las emisiones de 128.000 coches circulando al año.

Otro de los datos relevantes es el impacto económico local sobre las empresas de la región en 2019, que fue de 50 millones de euros, contribuyendo a la activación de empleo gracias a la construcción de estos proyectos de biomasa y eólicos, en los que participaron 1.600 personas procedentes de más de 200 empresas de la comunidad.

Así mismo, el documento refleja también el compromiso del equipo de Greenalia con las necesidades de su entorno, una actitud que se plasma en acciones de voluntariado como la colaboración en la campaña del banco de alimentos Rías Altas, donde personas voluntarias lograron preparar 500 kilos, que la compañía duplicó con una donación adicional de otros 500 de productos de mayor necesidad.

Esta responsabilidad con el entorno más próximo será reforzada a lo largo de este año con la creación de la Fundación Greenalia para la transición energética y la igualdad, a través de la que se canalizarán los proyectos sociales de la compañía, que quiere así revertir parte de los beneficios que le aporta el territorio en el que está implantada.

En el área de economía circular, la empresa ha cumplido con su objetivo de suministro de biomasa forestal de origen exclusivamente local, con una distancia media de procedencia de 60 kilómetros a la planta de Curtis en 2019, limitando así las emisiones de su transporte. Con la recogida del residuo forestal, la empresa colabora a reducir del riesgo de incendios, plagas y enfermedades forestales en la región. En su objetivo de máxima atención a la protección de la biodiversidad, Greenalia ha realizado 800 horas de seguimiento ambiental continuo en la zona de proyectos eólicos en 2019.